ETOTAEn primer lugar, nos encontramos con un trastorno muy limitador, ya que pone a los alumnos en la situación de ausencia total o falta parcial de comunicación, aunque con capacidad para comunicarse. Es uno de los grupos de alumnos más desconocido, uno de los diagnósticos más actuales y menos atendido en el entorno de la discapacidad, de las dificultades académicas o de desarrollo. Al presentar un déficit selectivo en el desarrollo del lenguaje se suele dar un diagnóstico por exclusión (Mendoza-Lara, 2001) y en función del área de afectación así será el diagnóstico, pero en muchas ocasiones, no se realiza a tiempo realizándose a partir de los 5 años, o bien transcurriendo su escolaridad sin detectarse por lo que son atendidos educativamente desde una supuesta “normalidad”, provocando desajustes en la disciplina, en su rendimiento académico, motivación, etc. Al ser un trastorno que puede implicar a todos, a varios o alguno de los componentes de sistema lingüístico (fonológico, morfológico, semántico, pragmático y sintáctico) puede conducir a los alumnos a una problemática que determinará importantes desajustes en su rendimiento académico.

CONVOCATORIA

LISTA DE ADMITIDOS