Imagen

A lo largo de la vida, estamos rodeados de música, que nos ayuda a formarnos como personas, ayudándonos a mejorar desde la coordinación o la motricidad fina, hasta la socialización.

La incertidumbre que provoca la utilización de instrumentos de viento, tradicionalmente utilizados en las aulas, derivada de la situación pandémica que vivimos, hace replantearse a muchos docentes, el uso de instrumentos más aconsejables en estas circunstancias. 

Es por ello, que el ukelele, al ser considerado entre los instrumentos más fáciles de tocar, al tener pocas cuerdas y con acordes sencillos y la posibilidad de interpretar diversas canciones con una gran facilidad, está ganando seguidores en las aulas desde las  edades más tempranas.

 CONVOCATORIA                                           PERSONAS ADMITIDAS