jazzLa práctica del jazz y por lo tanto de la improvisación supone un complemento idóneo e incluso necesario para la formación de todo músico; de algún modo aglutina aspectos que habitualmente se trabajan de manera teórica, como armonía, análisis, etc…, para ponerlos en funcionamiento en la práctica musical.

La improvisación y los valores musicales que implica son aspectos ampliamente recogidos en asignaturas como lenguaje musical, acompañamiento y armonía.

Por esta razón, la improvisación se justifica también dentro de la propia ordenación de las enseñanzas musicales, con el añadido de que por razones de tiempo o espacio, no puede ser debidamente abordada dentro de otras asignaturas y por ello la presencia de la improvisación podría cubrir ciertas carencias en la formación del estudiante de música.

CONVOCATORIA.

Lista de admitidos.